7 señales de que estás en una relación tóxica y no lo quieres ver. Mira cómo solucionarlo


7 señales de que estás en una relación tóxica y no lo quieres ver. Mira cómo solucionarlo.

Tener pareja no debe ser sinónimo de sufrimiento y desilusión. Para amar a una persona no es necesario abandonar nuestra esencia, porque este sentimiento se va construyendo gracias a la confianza, la aceptación y la satisfacción de apoyar a la pareja. El cariño maduro y el compromiso, que nacen con el paso del tiempo, aprenden a aceptar a la pareja con todos sus defectos y virtudes.

Si hoy tu relación en lugar de hacerte sentir pleno, te hunde en la miseria y la tristeza, piensa muy bien si realmente es sano entregarlo todo sin recibir nada bueno a cambio. Quien ama procura el bienestar de su pareja y no trata de sacarle provecho. No te quedes estancado con alguien que no respeta tu individualidad, y tampoco permitas maltrato o falta de respeto en tu relación.
Si te suena familiar la situación planteada anteriormente, lo más probable es que estés atrapado o atrapada en una relación tóxica. ¿Cómo saberlo con certeza? A continuación te mostraré algunos puntos que te ayudarán a identificar y a liberarte del peso de una situación que no trae nada bueno a tu vida.

1. Tu relación te ha apartado de tus seres queridos

Una pareja tóxica y manipuladora busca aislar a su víctima para poder ejercer control sobre ella. Poco a poco le va envenenando la mente y la aleja de amigos, familia, y en general de cualquier persona que la haga sentirse valiosa e importante. Usa frases como: “No me gusta esa amiga tuya”, “¿No lo entiendes?, esa amistad no te conviene”, “No quiero que lo vuelvas a ver”, “Tu mamá siempre se mete en todo”…

2. Miedo al abandono

Si en tu relación más que amor, confianza y seguridad, te invade un terrible miedo al abandono, entonces tienes junto a ti a una persona tóxica. Se supone que cuando estás con alguien debes sentirte protegido y apoyado, no con temor. La víctima de relaciones de este tipo trata de complacer a su pareja todo el tiempo, y obedece a todos sus caprichos para que no se aparte de su lado.

3. Te sientes infeliz al lado de esa persona

¿Sientes que tu pareja es muy importante en tu vida, pero aun así te sientes vacío e infeliz cuando estás a su lado? Este es un indicador de las parejas tóxicas, que no respetan ni permiten la realización plena del otro. Si la indiferencia, la deslealtad y el sentimiento de culpa invaden tu vida, entonces tu pareja no te valora y lo mejor que puedes hacer es alejarte.

4. Tu pareja te miente continuamente

Las relaciones dañinas están basadas en conductas reprobables como deslealtad, falta de honestidad, violencia y maltrato emocional. Si tu pareja te miente continuamente y es indiferente a tus necesidades afectivas, o si has notado que sólo ella sale beneficiada, lamento decirte que estás con una persona oportunista, que no te ama de verdad.

5. No tienes poder de decisión

Si tu capacidad de decisión se ve anulada porque tu pareja ha tomado el papel de “guía” o “jefe”, ¡ten cuidado! Se supone que una relación se trata de ayuda mutua y trabajo en equipo. Tu opinión, tus sueños y tus metas son tan válidos como los de tu pareja; no permitas que te controle, porque cada uno es capaz de tomar sus propias decisiones. Amar a alguien no exige sacrificar tu autonomía.

6. Chantaje emocional

Otro tipo de relación tóxica es aquella basada en el chantaje emocional; ocurre cuando una de las partes somete a la pareja causando lástima o haciéndola sentirse culpable, para hacer su voluntad.

Lo peor en este caso es que la verdadera víctima cede y se deja controlar por lo que el otro desea.

7. Violencia.

Las relaciones en que la pareja hace su voluntad y controla al otro con golpes y conductas agresivas, es considerada también tóxica. Nadie tiene derecho a someter a otro por medio de la violencia, pues además de ser una conducta cobarde, que puede arruinar la vida de la víctima, es un delito grave que debe ser castigado.

Es terrible quedar atrapado en una relación que te quita vida, tiempo y felicidad. Si te has identificado con los puntos anteriores te invito a que reflexiones, porque si continúas por ese camino, la infelicidad y la amargura serán parte de tu vida. Es complicado dejar a una persona aunque ésta nos haga daño, pues la costumbre y la dependencia emocional son ataduras muy complicadas de romper. Pero nada es imposible.

¿Cómo dejar atrás un relación tóxica? Aquí te daré unos prácticos consejos para que seas valiente y capaz de valorarte.

1. Considera que eres persona valiosa

El amor debe ser primero para uno mismo. Ámate, valórate y siéntete merecedor de cosas buenas y positivas. Si estableces eso en tu mente, no te conformarás con menos y te será más fácil identificar conductas enfermizas o peligrosas en una relación.

Aprende a poner límites y a decir “no” a tiempo, sólo así podrás librarte de una persona que no traerá nada bueno a tu vida.

2. Piensa que lo harás bien por tu cuenta

La codependencia y el miedo a la soledad son factores que frenan a muchos para dejar una relación destructiva, pero es necesario que tengas en cuenta que tu felicidad depende de tu actitud y no de otros. Es mejor estar solo y reflexionar sobre lo que buscas, que permanecer estancado en una relación que te dañará.

3. Acércate a tus seres queridos

Retoma el contacto con tus amistades y tu familia. Quizá sea complicado al principio, pero ellos realmente te aprecian y comprenderán el infierno que estás viviendo. Dales su lugar y no permitas que tu pareja te haga dudar de las buenas intenciones de quienes han estado siempre contigo.

4. Pide ayuda si es necesario

Si sientes que la codependencia es mayor que tu voluntad de alejarte de quien te hace sufrir, no dudes en buscar apoyo profesional. Asistir a terapia puede ayudarte a reunir el valor que necesitas para dejarlo. No dudes de ti; recuerda que tu estabilidad emocional y tu integridad física deben estar antes que nadie.

¡Recuerda que eres persona fuerte, valiosa y capaz!