CUIDADO CON QUIEN COMPARTES TU ENERGÍA ÍNTIMA


13566934_1077290255689503_7382017806121750893_n

Según la sabiduría Akáshika durante un encuentro sexual el aura de las dos personas se fusiona para mezclar las energías, unimos karmas, energías, vibraciones …. quedando influenciados los karmas hasta durante 7 años; de aquí la frase “Duerme con quien admiras”, es decir los niveles de energía que se alcanzan son tales que se pueden trasladar energías de un individuo a otro, a través de unos hipotéticos lazos, hilos o cordones (energy cords) que hacen que el chakra de uno quede unido al del otro.

De acuerdo con el pensamiento Budista cuando dos personas se unen quedan “casadas”, leyes jurídicas a parte, porque se enlazan sus mundos internos, uniéndose sus Karmas, con lo que el del uno se añadirá al del otro y viceversa, de tal modo que si se tiene más de una pareja sexual en un determinado periodo de tiempo más o menos corto o relaciones de pareja simultáneas se irán añadiendo e interlazando los Karmas de los nuevos individuos, creando un círculo vicioso Kármico difícil de sobrellevar.

De hecho esta última situación se considera muy grave, a éste se le llama KarmaSaya, es un Karma no negociable ya que que genera una falta grave contra el Espíritu y afecta seriamente a la situación Kármica de la humanidad, es algo así como el adulterio en la Cristiandad y religiones aparte, tiene que ver con el engaño, la falta de honestidad, la lealtad, el amor, el honor …..

Según la tradición Tantra, en el lenguaje amoroso no es importante lo que se dice sino cómo se dice, las “buenas tertulias” se rigen por reglas razonables.

Sexo y Energía Aural

Si las personas que han quedado unidas de este modo no mantienen “algún tipo de higiene emocional”, se pueden generar situaciones muy conflictivas que afecten el aura de ambas, recordemos que el aura queda contaminado con emociones y sentimientos como: la ira, el miedo, el pesimismo, la desesperación, la baja autoestima, el aislamiento, la depresión…..

Cuando dos personas se unen se llegan a crear lazos muy fuertes que pueden estar basados tanto en el amor como por el contrario en el resentimiento, la envidia o incluso el odio, es en estos casos negativos cuando decimos que la relación termina por convertirse en muy tóxica.

Por el contrario si se crean “lazos entre almas” positivas, bondadosas y amorosas que mantienen “limpio su sistema energético” y desbloquean su sistema emocional se genera un maravilloso intercambio de energía positiva para ambos individuos.

Estas bases para mantener una relación de higiene emocional entre las personas, son importantes, tanto si se trata de una relación comenzada hace tiempo como si se está considerando conocer a alguien puesto que es habitual confundir el conocer a alguien con mantener relaciones íntimas, especialmente durante la juventud y es que estas, las relaciones sexuales conllevan un “Despertar de la Conciencia”, según la sexualidad sagrada, y el sexo sin un vínculo emocional, no.