“No lo mereces, pero se enamoró verdaderamente de ti”, carta a la chica que dejó ir al hombre bueno


Algunas mujeres, no entendemos qué es lo que realmente pasa por la mente de nuestras compañeras de género. Muchas veces hemos visto que el chico educado, amable y gentil no conquista a la chica que ama porque ser así como es, y lo peor de todo, es que un chico tan agradable no dirá nada al respecto y la dejará ir con tal que ella se sienta realmente feliz. Esta situación es la que refleja una carta escrita por Valeria Calderón, que está dedicada a la chica que dejó ir al hombre bueno.

“Ambos, tú y él, eran conscientes de aquello en lo que se metían. Él te dijo que era una buena persona. Confió fácilmente y te dio todo lo que podía cuando era posible. Porque así hace las cosas alguien como él, que estuvo cuando lo necesitaste e hizo todo lo posible para asegurarse de que sabías lo mucho que podías significar para alguien.

Yo pensé que el objetivo final de iniciar una relación era sentar cabeza, pues ¿cuál es el punto de las citas si no deseas que lleguen a alguna parte? Pero si lo que buscas es una aventura de una noche, deja a los chicos buenos en paz y juega según las reglas de tu juego.

Seguramente pasaste una mala experiencia, como nos ha pasado a todos, y por eso has cambiado. Es normal y uno se aflige, pero como saliste con otro imbécil, éste no arregló lo que hizo el anterior; resultó igual o peor. No te voy a negar que un tipo idiota puede ser divertido o que no podrías pasar un buen rato con él, pero cuando todo está dicho y hecho, ¿habrá algo más que un buen rato? Probablemente no.

Después trataste de alejar al que no era un idiota. Y como él no lo hacía, lo empujaste con más fuerza. Aún así, él no se dio por vencido, y cada vez que lo empujabas, él te jalaba más hacia él. Hizo caso omiso de tus miedos y te obligó a crecer. Luchó por tus pasiones cuando estabas muy ocupada olvidándote de ellas. Hizo a un lado tus deseos para concentrarse en lo que necesitabas. Te alejaste porque era demasiado bueno para ser verdad.

Él te dio demasiado de todo lo que querías, y creíste que la vida no podía ser así de fácil. Estabas acostumbrada a conflictos y dificultades –como si la vida de por sí no te ofreciera eso. Tu chico bueno resultó herido, pero eligió seguir siendo como era: agradable, educado, amable. Aprendió que diferentes personas iban a ofrecerle diferentes cosas en la vida. Y optó por no dejar que nada de eso lo cambiara.

Así que dejó que te fueras y dio por concluido el día. Dicen que hay un montón de peces en el mar, y él te dejó ir sabiendo eso, a pesar de que le dolía. Cuando te des cuenta de que querías a ese chico al que tanto le importabas, será muy tarde. Alguna otra chica habrá sido capaz de ver lo grande que es, y no va a desperdiciar ni un minuto.

Él es el hombre con el que se suponía que debías estar. Desearía que lo pudieras ver antes de que otra chica lo haga, porque al final, todos, incluyendo a ese chico genial sabemos que no lo mereces pero se ha prendado sólo de ti.”

Entendemos que luego de algunos fracasos amorosos, nos cuesta creer en el amor y cuando conocemos a alguien íntegro a carta cabal, nos asusta porque creemos que no es cierto. Pero, date cuenta y no dejes ir al verdadero chico que mereces en tu vida por tus miedos.