Volar sobre el pantano


GARZA

Nunca será tarde para buscar un mundo mejor y más nuevo, si en el empeño ponemos coraje y esperanza.

Un pájaro que vivía resignado en un árbol podrido en medio de un pantano se había a acostumbrado a ese lugar de tal manera que no imaginaba otras opciones. Comía gusanos del fango y se hallaba siempre sucio por el pestilente lodo.

Sus alas estaban inutilizadas por el peso de la mugre hasta que cierto día un ventarrón destruyó su guarida, el árbol podrido fue tragado por el cieno y él se dio cuenta de que iba a morir si no escapaba de ese lugar.

En un deseo repentino de salvarse comenzó a aletear con fuerza para emprender el vuelo; le costó mucho trabajo porque había olvidado cómo volar, pero enfrentó el dolor del entumecimiento hasta que logró levantar vuelo y cruzar el ancho espacio del pantano llegando finalmente a un bosque fértil y hermoso donde podía volar con gusto y alimentarse de comida que realmente le agradara, al final el gran esfuerzo del volar con esas alas atrofiadas tuvo una gran recompensa.

¿Y qué pasa con nosotros?

Los problemas son como el ventarrón que ha destruido tu nido y te deja con dos alternativas: Te esfuerzas por levantar el vuelo y buscar alternativas o pereces.
Nunca es tarde para comenzar de nuevo. No importa lo que se haya experimentado, no importa los errores que se hayan cometido, no importa las oportunidades que se hayan dejado pasar, no importa la edad. Lo importante es que tienes una nueva oportunidad para elevarnos a las alturas y encontrar nuestro bosque.
¡Basta ya! No hay por qué seguir pudriéndonos en el pantano.